RESIDENCIAL PINEDA PARQUE I

El complejo inmobiliario de Residencial Pineda Parque I pertenece a un proyecto dividido en dos fases y promovido por la sociedad IDS Palmera Residencial, S.A., participada y gestionada por Grupo Insur. El proyecto y la ordenación integral de esta supermanzana, permite la convivencia en una misma área de formas, volúmenes y tipologías distintas. Todo ello en torno a un único espacio común para todo el complejo.

El proyecto fue idea de los arquitectos Fernando Pumar López y Justo de la Paz Leyva y se sitúa al sur de la ciudad de Sevilla, en la Calle Jándula, ocupando los antiguos terrenos del Cuartel de Intendencia de la Carretera de Su Eminencia. La intervención pertenece al PERI-SU-7, el cual, tras la demolición del cuartel, es reordenado y articulado con el nuevo Parque del Guadaira.

El pasado mes de octubre se dio por finalizada la primera de las fases, denominada Residencial Pineda Parque I y que interviene sobre la parcela F, así como parte de la urbanización de la parcela E1, la cual albergará la segunda de las fases: Residencial Pineda Parque II.

DPYA arquitectura proyecta para esta primera fase la construcción de tres edificaciones en altura, siguiendo los parámetros de edificabilidad de la parcela, construyendo un total de 24.588m2. Las 102 viviendas que componen esta primera fase del complejo se distribuyen en tres bloques, dos de ellos, los de los extremos, formados por 12 niveles más planta baja; y la edificación central con 11 niveles más planta baja.

Bajo las torres edificadas se sitúa un aparcamiento en dos niveles que da solución al estacionamiento de los vehículos de los propietarios. Desde este aparcamiento comunitario se permite la subida de forma independiente a cada uno de los bloques.

Las edificaciones se erigen de manera contundente en el lateral sur de la parcela, con vistas directas al Parque del Guadaira. Hacia esta orientación los bloques buscan una fachada más serena, componiéndose por un volumen central aplacado con porcelánico de color gris, que sobresale del cuerpo general de color arenoso.

Hacia el interior de la parcela, intentando romper la dureza del proyecto visto desde las áreas comunes, se propone un juego volumétrico y de materialidad, que se acentúa aún más con la asimetría en planta del bloque 2 o edificio central. En esta orientación, así como en las laterales, aparecen nuevos materiales como la chapa perforada de troquelado longitudinal de la caja de escaleras, o el material fenólico en color rojo que agrupa los diferentes huecos de ventana.

A nivel comunitario, se construye el acceso principal en el oeste más meridional de la parcela, así como la urbanización interna formada por la piscina, el club social y los jardines perimetrales. El club social se proyecta como un volumen central y de fuerte carácter, el color rojo del deployé que le da forma lo convierte en un punto de encuentro para los usuarios de la arquitectura proyectada.

Puedes encontrar más información del proyecto en Residencial Pineda Parque I.

Fotografías de Javier Orive.